02 CATALOG

By subject

Solo instrument

Himno a la intemperie (2015)

Violin & electronics. Poems by Pedro Provencio.



Instrumentation: tenor sax | electronics [2 chn.]
Date: 2015
Duration: 9'35"
Texts: Poetic texts by Pedro Provencio.
Voz in off: Aurora Herrero (actress).
Commission: Mª Carmen Antequera for 20th Anniversary of the Electroacoustic Laboratory of the High Conservatory of Valencia.
Pre-premiere: El Laboratorio del Espacio 2016, Auditorio 400, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid, 03/04/2016. Ema Alexeeva (Plural Ensemble, vl.), LIEM-CTE (electronics).
World premiere: 20th Anniversary of the Electroacoustic Laboratory of the High Conservatory of Valencia. Auditorium of the High Conservatory of Valencia, 29/04/2016.
Mª Carmen Antequera (violin), Gregorio Jiménez (electronics).
Other performances: Mostra Sonora de Sueca 2016, 05/08/2016. Mª Carmen Antequera (vl.).
Radical dB Festival, Harinera ZGZ, Zaragoza, 05/18/2017. Jenny Guerra (vl.), Miguel Ángel Berbis (electronics).
Ensembles Festival, Teatros del Canal, Sala Verde, Madrid, 10/22/2017. Mª Carmen Antequera (vl.).
Ensembles Festival, Joaquín Turina Concert Hall, Sevilla, 11/12/2017. Mª Carmen Antequera (vl.).
Encontres Músiques de Nova Creació, Institut Valencià d'Art Modern (IVAM), Valencia, 11/24/2017. Mª Carmen Antequera (vl.).
Ensembles Festival, Auditorio de Zaragoza, Sala Galve, 11/30/2017. Mª Carmen Antequera (vl.).
Ensembles Festival, High Bilbao Conservatory, 12/01/2017. Mª Carmen Antequera (vl.).
Ensembles Festival, Logroño, 12/02/2017, Mª Carmen Antequera (vl.).
Score: PDF (author edition).
Recording: Ensemble d'Arts.
Comment: [English translation available soon...]
Palabra y espacio. Palabra y luz. Luz y espacio. Estas relaciones se presentan como fuente de indagación en Himno a la intemperie, una pieza para violín y electrónica encargo de la violinista Mª Carmen Antequera, que utiliza una selección de textos poéticos de Pedro Provencio, en la voz de la actriz Aurora Herrero, para hablarnos del tiempo desde la luz y la visión desolada de un árido paisaje. La luz del sol se convierte en una presencia continua y extenuante mientras que la palabra se muestra alejada de cualquier forma de relato lineal-direccional para situarse en el espacio, fragmentada y en un juego constante de presencia-no presencia.

Si quisiéramos situar en una realidad geográfica este espacio sonoro (y visual) sugerido por el texto de Pedro Provencio, podríamos pensar fácilmente en el almeriense Cabo de Gata, presidido por un sol monstruoso, benéfico y no, pre-turístico; con hierbas salvajes (esparto, cardos), cuevas formadas por la erosión de un mar arisco, todo envuelto en un viento pirata, algo obsesivo… En definitiva, espacios áridos, solitarios (quizá, el paso aislado de una gaviota), conquistas de la arena y el matorral, en las intensas variaciones de color de la piedra… Y una voz que aparece en un extremo de una playa e inmediatamente en otro lugar alejado (¿una cueva?), sin solución de continuidad.

Sobre todo esto, inscrito en este espacio, la presencia de un violín como aparente guía, presencia de apariencia real vertebradora de un discurso sonoro que –en cualquier caso- pretende siempre ser quebrado, compuesto a partir de fragmentos, anular la previsibilidad… Discurso crítico, en definitiva.