02 CATÁLOGO

Por Materia

Instrumento solo

Todo próximo e intocable (2015)

Un guitarrista con dos guitarras. Sugerida por un poema de Pilar Martín Gila.



Plantilla: 1 guitarrista con 2 guitarras
Fecha: 2015
Duración: 11'
Texto: Sugerida por un poema de Pilar Martín Gila del libro Otro año del mundo (La Palma, col. EME, 2015).
Encargo: Encargo de Detlev Bork para la inauguración de la nueva sede del Colegio Alemán de Madrid.
Estreno: Inauguración del Colegio Alemán de Madrid, 05/10/2015.
Detlev Bork (guit.).
Reposiciones: Guitarras de Luthier, Madrid, 05/10/2015. Detlev Bork (guit.)
Concierto FAIC, Museo Canario, Las Palmas (Islas Canarias), 30/12/2017. Airam De Vera Ramos (guit.)
Partitura: PDF (edición del autor).
Grabación: Colegio Alemán de Madrid.
Comentario: La obra musical se inspira en la primera parte del libro Otro año del mundo de Pilar Martín Gila, un poemario que, a su vez, toma como sugerencia la balada Der Erlkönig (“El rey de los elfos”) de Goethe. En el poemario la acción se suspende, todo queda como detenido, transcurriendo en un tiempo que parece nunca va a acabar. La balada se ralentiza, casi se detiene para fijarse en los detalles (poner ejemplo de poema), y emprender otra mirada. Esta “incisión” a través de la reescritura del texto de Goethe es la que me interesa para la obra musical.

Aunque, de un modo u otro,  la pieza está sugerida por toda la primera parte del libro, la clave estructural se encuentra en el siguiente poema en forma de diálogo:

―De qué tienes miedo.
―¿No ves a ése que trae
  en una mano el galope y en la otra
  las tres figuras de la tormenta?
―Es oscura la noche y está cegada
  la distancia. Nadie se abre camino
  ni es más veloz que nuestro caballo,
  pronto, querido niño, dormirás
  en el regazo de tu madre
  que cantará toda la noche por ti.


En este poema está contenido lo esencial de la intención de la propuesta musical: la forma tripartita que se vuelve sobre sí misma, generando un interior formal igualmente ternario (como si fuera una metáfora de lo fractal); la resonancia –la distancia- como enigma y como promesa (y quizá también como descubrimiento); el movimiento entre la niebla…

También subyace, en la obra musical, una intención de ritual sonoro, que se plasma en la propuesta escénica. Dos guitarras. Una como resonancia de la otra, una resonancia de luz, que intenta penetrar inútilmente en la niebla del bosque…